Una carta de dirección autoriza a un editor o administrador de música para administrar los derechos sobre las obras musicales, incluida la concesión de licencias y la recopilación de regalías en nombre del propietario de los derechos de autor.

 

Para que The MLC implemente una instrucción LOD, cualquier reclamo existente a las obras de música subyacentes debe ser cedida por el editor o administrador actual.