Los distribuidores de música son responsables de poner las grabaciones sonoras a disposición de un consumidor. Se encargan de los ISRC y las licencias para grabaciones sonoras, y distribuyen las copias físicas de las grabaciones a los medios minoristas, así como también, colocan grabaciones en proveedores de servicios digitales (PSD). Los distribuidores de música también pueden incluir tareas de administración que los escritores pueden emplear, lo que permite al distribuidor cobrar regalías en nombre del escritor. 

 

Hay muchos tipos de distribuidores de música, incluyendo:

  • El Mayor: Estas son las compañías de distribución asociadas con las tres grandes compañías de música: Sony, Warner y Universal.
  • El Independiente: Estas empresas ofrecen servicios de distribución de música a artistas independientes y sellos discográficos.
  • Los Agregadores: Estos son el tipo más común disponible en todo el mundo y generalmente se centran en la distribución digital.

 

La mayoría de los PSD generalmente no aceptan envíos de música de individuos, por lo que los servicios de distribución de música son populares.