Una licencia mecánica concede al licenciatario permiso del propietario o propietarios de una obra protegida por derechos de autor para reproducir y distribuir una obra musical en un objeto físico o digital como CD, vinilo, descarga digital y transmisión interactiva.

 

Se requiere una licencia mecánica si va a publicar la portada de una obra. Si una obra está protegida por la ley de derechos de autor, reproducir y distribuir la obra sin una licencia mecánica constituye una infracción de los derechos de autor.

 

Se adeudan regalías mecánicas de audio digital cuando las obras se copian de acuerdo con la licencia mecánica. Por lo general, el usuario o el licenciatario debe pagar al propietario de los derechos de autor o un agente autorizado.

 

A partir de Enero del 2021, The Mechanical Licensing Collective (The MLC) administrará licencias mecánicas generales a los proveedores de servicios digitales (PSD/DSP)